Cuando el piropo se convierte en acoso

Escuchar una grosería por la calle se ha convertido en algo cotidiano para todas las mujeres. Desde que son sólo unas niñas, las chicas aprenden que es “normal” que un extraño se acerque a decirle todas las fantasías sexuales que se le cruzan por la cabeza.  La primera reacción que tienen es asustarse y/o salir corriendo. Pero, a medida que van creciendo, el acoso se intenta ignorar y lo más común es que sigan caminando, como si nada hubiese pasado.

Verónica Lemi  decidió dejar de hacer como si nada pasara y se juntó con un gran grupo de personas para cambiar esta situación. Así formaron la página Acción Respeto: contra el acoso callejero. Este año, por primera vez en Argentina, se realizó una campaña contra el acoso callejero, con un gran éxito en todo el país. La idea fue tratar el tema de una forma gráfica y cruda, buscando generar la situación de vivirlo en carne propia. Más tarde,  la iniciativa se expandió a Chile, Perú, Colombia, México, Uruguay y Ecuador.

Facebook: Acción Respeto

 

Muchas veces se ha escuchado decir que las mujeres exageran ante estas situaciones y ponen la etiqueta de “piropo” a las agresiones. “¿Por qué hay tanta gente que considera que una mujer debería sentirse halagada por un comentario violento y sexual por la calle? Como dice un cartel que anda circulando ¿Por qué tenemos tan claro que te rompería un brazo es violento pero te rompería el orto no?”, preguntan desde Acción Respeto. Si es agresivo, violento o simplemente molesta, deja de ser un piropo y pasa a ser acoso.

Parte de la sociedad culpa a las mismas mujeres por el acoso que sufren. Es que parece ser que para algunos ponerse una remera que muestre el vientre o usar unas leggins incentiva a los hombres a decir groserías. “Es importante que las mujeres sepan que no son culpables de lo que un desconocido haga o diga, que no pasa por la forma de vestir y que el que está actuando mal es el hombre que decide agredirla”, afirman desde Acción Respeto. Poder ponerse la ropa que uno quiere y poder expresarse a través de ella, es un derecho que todos los seres humanos tienen, sin excepción de género.

Pero, ¿cómo deberían actuar las chicas ante el acoso? Desde Acción Respeto la sugerencia es que no se queden calladas ante las agresiones: “Es recomendable que respondan y expresen su descontento con la situación, que no se queden calladas porque eso es lo que les enseñan desde chicas, a agachar la cabeza y apurar el paso, pero también que evalúen la situación y no se pongan en riesgo innecesariamente”. Es importante tener en cuenta que no es lo mismo contestarle a un hombre a plena luz del día y con una calle llena de gente, que responder cuando están solas. Al no saber como va a reaccionar el otro ante una confrontación, lo primordial es la seguridad física de cada una.

Facebook: Acción Respeto

Facebook: Acción Respeto

Y vos ¿Sufriste alguna vez acoso callejero?¿Cómo actuaste? Contanos tu opinión a través de las redes sociales con  el hashtag #SelfieFansBlog o dejanos tu comentario.

Anuncios