Merienda con amigas y scones dulces

Ya sea para hacer un trabajo práctico, hablar de todos los chicos que les gustan o ver el nuevo capítulo de Avenida Brasil, juntarse a la tarde a tomar unos mates y comer cosas ricas con amigas es un ritual que todas realizamos, al menos, una vez por semana. El problema llega cuando te das cuenta que faltan 20 minutos para que lleguen las chicas, te cerró el chino y tu hermanita se comió el último paquete de galletitas dulces que quedaba en la casa. Ok, no desesperes, porque acá te dejo una receta fácil, rápida y con cosas que todas tenemos en la heladera, para que sorprendas a tus amigas.

Vas a necesitar:

  • 500g de Harina Leudante 
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (Si no tenes harina leudante, usas 2 cucharaditas) 
  • 2 huevos
  • Media cucharadita de esencia de vainilla
  • 1/4 taza de leche
  • 1/4 taza de crema de leche (Si no tenes crema de leche, directamente, agregas media taza de leche)
  • 1 cucharadita de sal
  • 4 o 5 cucharadas soperas de azúcar
  •  200g de manteca o margarina

Lo primero que tenes que hacer es batir en un recipiente los huevos, la esencia de vainilla, la leche y la crema. Se te va a formar un líquido amarillo.

El segundo paso es agarrar otro recipiente y poner dentro la harina, el polvo de hornear, la sal y el azúcar. Luego, mezclas bien todo. Una vez que los ingredientes secos estén bien mezclados, agregas la manteca en trocitos para que después sea más fácil integrar todo. Tiene que quedar de una consistencia parecida a la arena.

IMG_3824

 

El tercer paso es juntar todo en un sólo bol. Para esto vas a hacer un hueco en el centro del recipiente donde tenias la harina y la manteca, y le agregas el líquido que te quedo del primer paso.

 

Con lo del paso anterior, debes juntar todo hasta formar una masa. Si la pasta que vas haciendo está demasiado húmeda (se te pega mucho en las manos), podes agregar un poquito de harina. Te tiene que quedar de una consistencia parecida a la de la foto de abajo.

 

Ahora que tenes la masa lista, hay que estirarla con un palote (palo de amasar) y cortar la masa. Una mamá te diría que hay sólo dos formas de scones: redondos y triangulares, pero yo te digo que cualquier formita de corta masa que tengas funciona igual :). Es importante que cuando empieces a hacer este paso prendas el horno al máximo para que se vaya calentando.

 

Por último, acomoda las formitas de los scones en una placa y colocalas dentro del horno en máximo. No hace falta que la placa esté enmantecada, es muy raro que se peguen. El tiempo de cocción es de 10 a 15 minutos (depende de la potencia del horno).

 

Ahora sí, les presento mis scones (o lo que quedaron de ellos jaja). Particularmente me gustan los scones más chatitos y bien doraditos, pero eso es a tu gusto. Si te gustan más altos, cuando estires la masa le tenes que dejar, mas o menos, unos dos centímetros de espesor.

 ¿Hiciste esta receta? Sacate una foto comiendo tus scones con amigas y subila a twitter o instagram con el hashtag #SelfieFansBlog. Nosotras la subiremos a nuestras redes sociales. Bon appétit!

Anuncios